A+ R A-

Formación permanente

 

 

La formación es un proceso que, para nosotras como Dominicas de la Doctrina Cristiana, no debe terminar nunca.

 

Un proceso que nos va renovando interiormente que nos lleva a ser personas plenas para responder coherentemente al llamado que recibimos de parte de Dios, y que nos facilita la inserción en una sociedad en continuo cambio. Además, nos ayuda a entender y comprender la problemática que vive la persona con la que nos relacionamos y vivimos.

 

Nuestra misión requiere que estemos en continua búsqueda de la VERDAD, que nos libera de tantas esclavitudes presentes en el mundo de hoy, por ello nuestra formación permanente debe ser acompañada por otro pilar de la vida consagrada: La oración.

La formación permanente es por tanto, también, una invitación y un desafío para actualizar el Carisma hemos recibido de Madre Leonor Baqueriza, O.P. nuestra fundadora y de Santo Domingo de Guzman.

La formación "no forma". Es la propia hermana la que se forma a sí misma aprovechando los medios que ofrece nuestra Congregación. Es el deseo interior de seguir a Cristo, de configurarse con Él, el que la hace capaz de aprovechar todos los medios puestos a su disposición dentro de la formación permanente.

“Por eso, después de hechos los votos perpetuos, las hermanas contaran, por lo menos cada seis años, con un tiempo (por lo menos un año), para dedicarse con más intensidad a la oración, a su vida espiritual y religiosa, a la vida comunitaria, a revalorar el espíritu de nuestra Congregación a la luz del Evangelio, de los documentos de la Iglesia y de nuestras leyes, para que le ayude cada vez más a reafirmar su vida religiosa y apostólica, y a realizarse integralmente en compañía de sus hermanas”.

(Const. 139)

Contactanos

Calle Escollo #38, Col. Ampliación las Águilas, C.P. 01710, CDMX.

Teléfono: (55) 56.35.40.74

Correo: dominicasdc@gmail.com

Horarios : L-V: 9:00am. a 6:00pm.