A+ R A-

 

“Todo lo estimo en nada, sino es en la cruz de nuestro señor Jesucristo”.

 

Hna. Teresa López Zarate, O.P.

Del Sagrado Corazón de Jesús.

1959 - 1993

La Hna. Teresa López Zarate, nace en la Ciudad de México. D.F el 4 de Marzo de 1959, siendo la cuarta de ocho hijos; sus padres el Sr. Ramón López de la Cruz y la Sra. Adela Zárate Lara. Creció en una familia sencilla, pobre, con limitaciones humanas, pero con fuertes valores humano- cristianos, como: rezar el rosario diario, ir a misa los domingos y fiestas de guardar, leer alguna vez la vida de los santos o escucharlos por la radio, el valor del trabajo, la honestidad, el estudio, la caridad practicada con otros que son más necesitados, la devoción a la Virgen del Rosario, el amor y respeto por los sacerdotes y seminaristas ya que trataban de colaborar con ellos dándoles cada mes una ayuda.

Desde los cinco años conoce a las hermanas Dominicas de la Doctrina Cristiana, ya que ingresa a la escuela Nicanor Arbide (Cristo Rey, C.F.O), dando muestras desde esa corta edad, de amor al estudio, facilidad para los bailes propios de la época, el folklor, el fútbol y el voleibol.

Ingresa al convento, como postulante el 30 de agosto de 1980; su vida, se caracterizó por el amor al estudio, a la vida de oración, obediencia, sencillez, capacidad de servicio y entrega, y por su espíritu comunitario y misionero. Este es el que la lleva a emitir sus votos perpetuos, en Colombia el 27 de Enero de 1993 a la que había sido asignada desde 1986.

Por palabras textuales de su hermana religiosa Guadalupe López Zárate, sabemos que “buscaba perfeccionarse y ser santa a ejemplo de Santa Teresa de Ávila y santa Teresa del niño Jesús”, de quien era devota, siendo asidua en la oración, en la vivencia de sus votos, en la vida fraterna y en la entrega a sus semejantes. Obispos, sacerdotes, profesores y la gente en general con la que trabajo en las diferentes comunidades, hermanas de comunidad y las jóvenes, la recuerdan con mucho cariño, por su entrega y generosidad en todo lo encomendado, su exigencia personal por ser mejor cada día, su amor al estudio y espíritu apostólico.

En Enero de 1993 inicia su preparación para participar en el Capítulo General, estudiando y orando como lo había dicho. Pero “Mis planes no son vuestros planes, ni mis pensamientos son vuestros pensamientos”, nos dice Is. 55,8. Pues, el 18 de marzo de 1993 y a pocos días de haber celebrado sus 34 años de edad, el Señor la llama a su Reino; sufre un accidente automovilístico donde pierde la vida en compañía de la hna. María Santos Guerrero Barrón y dos profesoras más, quienes iban a cumplir la misión encomendada por la Diócesis de Ocaña Norte de Santander, Colombia. Su epitafio resume toda su vida “todo lo estimo en nada, sino es en la cruz de Nuestro Señor Jesucristo”.Fil,3,8

Contactanos

Calle Escollo #38, Col. Ampliación las Águilas, C.P. 01710, CDMX.

Teléfono: (55) 56.35.40.74

Correo: dominicasdc@gmail.com

Horarios : L-V: 9:00am. a 6:00pm.