¿Cómo nos formamos?

Para entender la vida religiosa

Los religiosos y las religiosas son personas que se consagran a Dios y que forman parte de una Congregación religiosa. La Vida Religiosa es una forma de vida que ayuda a que se realicen, humana y espiritualmente sus miembros, desde el seguimiento de Jesucristo, a través del servicio y la presencia en el mundo y en la Iglesia. Los religiosos y religiosas tienen tres características en común:

  • Han consagrado su vida a Dios mediante los votos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia en un instituto religioso.

  • Viven en comunidades donde comparten su experiencia de fe.

    • Renuncian al mundo. Esto no significa que se desentienden del mundo, sino de los afanes materiales al que el mundo les invita (Matrimonio, bienes materiales…)

 

Etapas de formación:

La formación tiene como objetivo acompañar a cada hermana para que desarrolle su vocación Humano-Cristiana, Académica, así vive su ser de persona consagrada por los votos religiosos y compromiso cristiano de acuerdo al Carisma y Misión dentro de la Iglesia y la Sociedad.

Las etapas de formación de nuestra Congregación de Hermanas Dominicas de la Doctrina Cristiana son: